google-site-verification: googlee8e1d7d8dfcadeda.html España : Construcciones tradicionales de las diversas zonas. - Urbanity.cc

Aviso

Contraer

Política de cookies

URBANITY.CC emplea cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continuas navegando por el foro se entiende que das por leída y aceptada dicha política,que puedes leer en el enlace
http://urbanity.cc/aviso_legal.html Gracias. Las cookies se usan con fines estadísticos, publicitarios y de identificación de sesión de usuarios registrados.

Avisos de Google Ad Sense:

http://www.google.com/intl/es/polici...vacy/partners/

https://support.google.com/analytics.../2700409?hl=es
Ver más
Ver menos

España : Construcciones tradicionales de las diversas zonas.

Contraer
X
  • Filtro
  • ¿Cuándo?
  • Mostrar
Limpia todo
mensajes nuevos

  • España : Construcciones tradicionales de las diversas zonas.

    El propósito de este nuevo subforo -un tanto genérico, es verdad- es poder abrir temas sobre las distintas viviendas tradicionales, o edificaciones con otro tipo de uso que sean típicas de las distintas zonas de España; y que sean características de esos lugares en el uso de materiales o técnicas de construcción para adaptarse a las condiciones climáticas de cada entorno.

    Empiezo (siendo valenciano no puede ser de otra forma) con la barraca:


    1-La Barraca:



    Si bien la barraca como construcción “típica” se suele asociar con la provincia de Valencia (quizá debido en parte a la novela homónima de Vicente Blasco Ibáñez) es una vivienda que, al menos en tiempos pasados era habitual en buena parte de la zona mediterránea, desde Murcia en el Sur hasta Tarragona en el Norte.

    Aunque con diferencias (sobre todo debido al clima) entre las diferentes zonas, la estructura básica e la misma. Yo por razones obvias me centro en las de Valencia.

    Como ya he comentado, la barraca fue durante siglos el tipo de vivienda a la que los huertanos y pescadores de la zona de Valencia podían acceder, dado su relativamente poco coste de construcción y mantenimiento.

    Según donde se construyesen existían dos tipos de edificaciones: la de huertanos, construida en la propia huerta y la de pescadores, que se sitúa en las zonas más cercanas a la costa (de hecho, el nombre del Barrio de Pescadores por antonomasia de la ciudad de Valencia (el Cabanyal) proviene de “cabanya” cabaña, pero también -y por extensión hacía referencia a “les barraques” o barracas- que en su mayoría ocupaban el barrio hasta el S.XX.

    No obstante, en las zonas que, como La Albufera reúnen estas dos actividades se pueden encontrar los dos tipos. Pero cabe mencionar que las de pescadores están prácticamente desaparecidas , y en valencia prácticamente se concentran en los alrededores del lago, mientras que la barraca de huerta es más habitual y responde a una estructura muy definida que apenas se ha modificado a pesar del paso del tiempo.

    Por lo tanto en este modelo más representativo es el que me centraré para dar los datos de sus dimensiones : contiene una planta rectangular de aproximadamente 9 x 5,50 metros, (por lo tanto una superficie total de unos 50 m2 por planta) con cubierta a dos aguas y con caballete perpendicular a la fachada, casi siempre orientada a mediodía.


    Imágen sacada del pdf "Variantes constructivas de las barracas"

    De Ferré de Merlo Luis ; García González Encarnación ;
    CNHC2_023.pdf

    La distribución del espacio de la barraca es siempre similar: Así, presenta una puerta, normalmente situada a un lado de la fachada que da acceso a un amplio paso, que recorre toda la longitud de la barraca y termina con otra puerta en la fachada opuesta, su objetivo es el de facilitar la circulación del aire. Este corredor sirve de cocina, estancia y almacén de aperos. Por su parte, los dormitorios se sitúan en otra crujía y generalmente son tres. En la parte superior de la vivienda se encuentra el desván o andana, al cual se accede a través de una escalera de mano. El desván o andana antiguamente se destinaba a la cría de gusanos de seda. Una andana llena de gusanos de seda, se le decía, una ”andanada” y recuerdo haber oído contar que en plena época de cría se podía oír por las noches “el masticar” de cientos -si no miles- de gusanos de seda devorando incansablemente hojas de morera.






    En parte, el abandono de este tipo de vivienda (al menos en esa función principal) se dio por los altos porcentajes de incendio que sufrían, dado que se cocinaba dentro de ellas y su estructura de madera, cañas, paja y barro eran muy dadas a prender con cualquier chispa que sáltara del fogón.

    Las fotos que ilustran todo el texto -dada la escasez de barracas a día de hoy- no siempre coinciden necesariamente con una tipología "huertana" auténtica.






    El clima de Valencia y la fertilidad de sus tierras permiten varias cosechas al año, con un sistema de explotación intensiva que precisa una constante atención. Este es el motivo de que el huertano valenciano construya su vivienda al pie de su parcela, empleando, casi únicamente, con sentido de la máxima economía, los materiales que brinda la naturaleza: cañas, barro, juncos y carrizos.

    La construcción se efectúa del modo siguiente: la zanja para los cimientos, de 40 cm. de anchura, se rellena con adobes y, si se tienen a mano, con cascotes.
    Las paredes, de unos 2,50 m de altura, se hacen con adobes, llamados gasons, que se colocan en asta entera o en media asta, según la economía que se persiga. Estas paredes se coronan con un tablón de plano (Cadorsa), al que se clavan los pares de la cubierta de par hilera, separados de 1 a 2 m. Los tirantes se empalman sobre el tabique central.
    Sobre los pares (Costelles) se clavan los cañizos que forman el faldón, a los que se sujetan -desde el alero hasta la cumbrera- los haces de paja o de juncos con que se teje la cubierta (Polsera). Sobre los tirantes se disponen unos cañizos para formar el cielo raso horizontal, suelo de la andana, (dicho suelo está hecho con las cañas mencionadas, que se disponen de modo longitudinal de pared a pared y sobre estas se extiende una capa de esparto seco -en sentido contrario a la disposición de las cañas- a fin de tapar los huecos entre las cañas) sobre este “suelo” se circula mediante unos pasos de tablas (Costers). El cerramiento de la fachada más corta, que forma el piñón (Penal), se construye con tres pies derechos ligeros de madera -el central apea la cumbrera y los otros dos el primer par de fachada- y cañizos revestidos con barro; en el triángulo superior se dejan unas pequeñas ventanas o ranuras para ventilar la andana.



    La cubierta avanza sobre la fachada del hastial, reforzándose los bordes con paja más fina trenzada en forma de cilindro. La cumbrera se remata con una cruz de madera en cada extremo. De este remate en cruz se ha escrito que, en el siglo XVI, pregonaba la calidad de cristianos viejos de los moradores de la barraca, frente a las habitadas por moriscos. Pero no hay pruebas suficientes para mantener esta teoría y, al parecer, se trata simplemente de un símbolo piadoso.
    Complemento casi imprescindible de la barraca es el emparrado que sombrea la fachada.
    A sus alrededores, la era o el secadero de arroz, la cebera,-pronunciado “sebera” de ceba “seba”- cebolla (Barraca para almacenar cebollas), el pozo de agua y todos los elementos indispensables para las labores del campo, como cercado donde guardar al caballo que tiraba del carro para las labores de acarreo de arena de playa-usada como complemento enriquecedor de la tierra en los huertos- hasta la huerta, el propio arado de la tierra de labor o el transporte de las hortalizas y verduras hasta su lugar de venta.





    El espacio que se encontraba inmediatametne al rededor de las barracas servía de huerto para el sustento de la familia.

    Foto del pozo de una barraca,ya sin uso:

    Yo soy yo y mi circunstancia.

  • #2
    Un informe sobre la abundancia de barracas hasta no hace mucho:

    En la pedanía de Forn d'Alcedo llegaron a existir 147 barracas y 56 norias para extraer agua en tan sólo un Km2.Las cuales por desgracia fueron desapareciendo tras la guerra civil.
    Yo soy yo y mi circunstancia.

    Comentario


    • #3
      Otra barraca en estado de abandono en el barrio de Malilla:

      Yo soy yo y mi circunstancia.

      Comentario


      • #4


        Por fin el Ayuntamiento rehabilitará esta barraca que su propietarios cedieron al Consistorio "años a..."


        Yo soy yo y mi circunstancia.

        Comentario

        Unconfigured Ad Widget

        Contraer
        Hormigonando...
        X