google-site-verification: googlee8e1d7d8dfcadeda.html La epidemia mortal de cólera en Londres de 1851. - Urbanity.cc arquitectura, urbanismo, infraestructuras...

Aviso

Contraer

Política de cookies

URBANITY.CC emplea cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continuas navegando por el foro se entiende que das por leída y aceptada dicha política,que puedes leer en el enlace
http://urbanity.cc/aviso_legal.html Gracias. Las cookies se usan con fines estadísticos, publicitarios y de identificación de sesión de usuarios registrados.

Avisos de Google Ad Sense:

http://www.google.com/intl/es/polici...vacy/partners/

https://support.google.com/analytics.../2700409?hl=es
Ver más
Ver menos

La epidemia mortal de cólera en Londres de 1851.

Contraer
X
  • Filtro
  • ¿Cuándo?
  • Mostrar
Limpia todo
mensajes nuevos

  • La epidemia mortal de cólera en Londres de 1851.

    Mapa de bolsillo de Londres en 1851, impreso en seda y pintado a mano. Joseph Cross. ©2007 Mapco.

    Los antecedentes.

    Estamos en 1854 en el Londres victoriano, cuatro años antes de que Charles Darwin publicase su libro El origen de las especies. La ciudad cuenta con 2,7 millones de habitantes y subiendo rápidamente (se alcanzarán los 3,2 millones tan sólo 10 años después), por lo que se autoriza a la Metropolitan Railway la construcción de la primera línea de metro, que fue inaugurada en 1863 entre Paddington y Farringdon:

    Trazado aproximado del primer tramo del metro londinense, que discurría entre las estaciones de Paddington y Farringdon,
    con parada en Edgware Road, Baker Street, Great Portland Street, Euston Square y King's Cross St. Pancrass, además de las dos ya mencionadas.
    (N. del A.: Algunos nombres de las estaciones no son los que originalmente llevaron.)

    Volviendo a 1854, y formando parte de la vasta red de infraestructuras de Londres, encontramos también la red de distribución de agua -crucial en esta historia-, propiedad de ocho empresas que se la reparten en sectores. Sin embargo, por ser las protagonistas de nuestra historia, nos centraremos en dos: La Southwark & Vauxhall Waterworks Company y la Lambeth Waterworks Company. La primera tomaba sus aguas en la parte que el Támesis bañaba la ciudad, mientras que la segunda lo hacía aguas arriba.
    Desde aquí tomaba sus aguas la Southwark & Vauxhall, justo a la altura
    del Chelsea Bridge, en los terrenos que hoy ocupa la Battersea Power Station.
    Y desde aquí la Lambeth, a unos 30 kilómetros aguas arriba.
    Comparativa de las localizaciones de ambas empresas en el Londres moderno.


    John Snow.

    El otro actor principal, junto con el bacilo del cólera y estas dos empresas de suministro de agua, fue el médico y epidemiólogo inglés John Snow.
    John Snow.

    Nacido el 15 de marzo de 1813 en York en el seno de una familia muy pobre y siendo el mayor de 9 hermanos, pronto decició que no quería seguir los pasos de su padre, trabajador en un descargadero de carbón, así que a los 14 años de edad y tras haber cursado sus estudios primarios en York, comenzó a trabajar de aprendiz para William Hardcastle, un cirujano de Newcastle.
    Fue en dicha ciudad cuando tomó conciencia por primera vez de la existencia de la enfermedad del cólera, ya que ésta entró por el puerto de Sunderland, diezmando a la ciudad. Tras varios trabajos como aprendiz para otros médicos, comenzó a trabajar en el Westminster Hospital en 1837 y en 1844 se graduó en la Universidad de Londres.

    Murió un 16 de junio de 1858 en Londres, a la temprana edad de 45 años, mientras trabajaba en su oficina londinense (había sido admitido por el Royal College of Physicians -Colegio Real de Médicos- en 1850) víctima de un ataque al corazón.


    El gran brote de cólera de Broad Street en 1854.

    Al contrario que otros distritos, el Soho no disponía de un sistema "directo" de alcantarillado (es decir, que las aguas negras se vertían directamente a él), sino que había una fosa séptica bajo cada edificio y éstas se encontraban casi llenas. Debido a esta situación, el ayuntamiento de Londres decide verter su contenido directamente al Támesis, contaminando así las aguas.
    El 31 de agosto de 1854, tras varios conatos en otras partes de la ciudad por dicho vertido, se produjo un brote severo de cólera en el mencionado distrito. John Snow lo denominó como "el mayor brote de cólera que haya ocurrido en este reino".
    Bacteria del cólera. Vibrio cholerae.

    En los tres primeros días del brote murieron 127 personas y, una semana después, casi la mitad de la población del distrito se había marchado de allí huyendo de la enfermedad. Sin embargo esto no contuvo su propagación, pues para el 10 de septiembre ya habían muerto otras 480 más, elevando la tasa de mortalidad al 12,8%. El recuento total de víctimas fue de 616.


    La investigación de John Snow.

    Alarmado por la repentina mortandad del Soho, Snow se desplazó a la zona y, junto al reverendo Henry Whitehead(), comenzó una investigación preguntando a los vecinos sobre los fallecimientos que estaban teniendo lugar. Para ayudarse a comprender los datos, se valió de un mapa de parte del distrito (centrado en la zona con mayor mortandad) y fue apuntando en él dónde vivía cada víctima.

    Tras unos días, esto fue lo que obtuvo:

    Cada barra representa una víctima mortal y, si nos fijamos, en el centro del mapa aparece la palabra "Pump", que en este caso significa bomba de agua. Es decir, una fuente para el abastecimiento de agua potable de la población (ya que en esa época no había agua corriente en las casas).
    Con la conclusión clara de que era esa fuente la "culpable" de la epidemia, Snow solicitó su inutilización al ayuntamiento londinense quien, tras algunas reticencias ya que todavía no se había demostrado que la enfermedad se propagase por el agua, finalmente la clausuró.
    Moderno diagrama parcial de Broad Street (hoy Broadwick Street) mostrando los principales comercios existentes,
    el número de residentes y el número de muertos. Tras estudios recientes se sabe que Snow infló el número
    de víctimas para apoyar su investigación, como puede verse tras cotejar el esquema con el plano hecho por él.

    Pero ahí no acabó su investigación, porque había que averiguar de dónde provenían dichas aguas. Así que comenzó a indagar en la red de distribución, encontrando en la zona canalizaciones de la Lambeth Waterworks y de la Southwark. No obstante, concluyó que dicha fuente recibía el agua de la Southwark & Vauxhall Waterworks y dicha empresa tenía sus depósitos en la zona del río que había sido más contaminada por el vertido de aguas negras procedentes de las fosas sépticas.
    Tras esto ayuntamiento obligó a las compañías de distribución de agua a reubicarse a lo largo del curso del Támesis para evitar otras epidemias en el futuro y, además, comenzó a legislar a favor del tratamiento de aguas residuales.

    Además el hallazgo de John Snow también demostró que el cólera se transmitía por el agua, lo cual le llevó a fundar la Sociedad Epidemiológica de Londres, y su mapa fue considerado como el precursor de la cartografía orientada a las enfermedades y epidemias.
    Sin embargo, y si echamos la vista hacia arriba, veremos que solamente cuatro años después de terminar este gran trabajo, falleció, como se ha dicho, en su oficina de Londres.


    Conclusiones finales.

    En las investigaciones posteriores llevadas a cabo por Edmund Cooper, ingeniero perteneciente a la Metropolitan Comission of Sewers y designado por ésta para la tarea, se hallaron pruebas inequívocas de que la bacteria del cólera llegó al sistema de aguas debido a unas filtraciones provenientes de una fosa séptica, las cuales alcanzaron un pozo de una bomba de agua.
    Plano esquemático de la planta calle del edificio del que provinieron las filtraciones, mostrando también la localización del pozo de la bomba y el alcantarillado. Obra del autor.

    Aunque cueste creer, el causante de todo el brote de cólera fue un pañal de bebé que había ido a parar a dicha fosa séptica, ya contaminado con la bacteria, y no la decisión del ayuntamiento de Londres. Sin embargo, se mantuvieron las medidas contra la Southwark & Vauxhall y se siguió adelante en la legislación del tratamiento de las aguas.
    Plano realizado por Edmund Cooper para la Metropolitan Comission of Sewers, que cubre la zona en la que el brote de cólera causó más muertes.
    En el recuadro superior derecho se muestra la zona alrededor de la bomba de Broad Street, mientras que en el círculo sombreado
    se muestra la zona en la que se encontraba el pozo que recibió las filtraciones de agua contaminada.


    La fuente hoy.

    La fuente como tal ya no existe, pues fue destruida por los bombardeos de la Luftwaffe en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, sin embargo sí que se erigió un pequeño monumento en memoria de John Snow muy cerca de la localización original de la fuente.
    Monumento a la famosa fuente de Broad Street.


    Bibliografía.

    Circle Line - Wikipedia - http://en.wikipedia.org/wiki/Circle_...on_Underground) ()
    Greater London Population 1801 to 2001 - http://www-958.ibm.com/software/data...ation-1801-to- ()
    John Snow - Wikipedia - http://en.wikipedia.org/wiki/John_Snow_(physician) ()
    Joyas de la Cartografía. "El mortal cólera" - Ed. Parragon Books Ltd. ISBN 1-40548-133-1
    Lambeth Waterworks Company - Wikipedia - http://en.wikipedia.org/wiki/Lambeth_Waterworks_Company ()
    Mapco.net - http://www.mapco.net/london.htm ()
    Metropolitan Water Board - Wikipedia - http://en.wikipedia.org/wiki/Metropo..._Board_(London) ()
    Southwark & Vauxhall Waterworks Company - Wikipedia - http://en.wikipedia.org/wiki/Southwa...rworks_Company ()
    The John Snow Archive and Research Companion - http://johnsnow.matrix.msu.edu/index.php ()

  • #2
    Gran artículo. Me llama además profundamente la atención cómo hace años se tenían que suplir las carencias de medios a la hora de investigar y tratar las epidemias con muchísimo trabajo y dedicación. No digo que ahora no se haga, pero antes la labor adquiría tintes casi detectivescos.

    Comentario


    • #3
      Muchas gracias, Ribereño. Aquella época, tan vibrante para Inglaterra, trajo consigo muchísimos avances en casi todos los campos, pero, eso sí, hasta finales del XIX no se vieron reflejados en ellos.

      Comentario


      • #4
        Increíble lo que puede hacer la perspicacia y perseverancia de una sola persona en favor de muchas.

        Gracias Crocodine.
        Yo soy yo y mi circunstancia.

        Comentario

        Unconfigured Ad Widget

        Contraer
        Hormigonando...
        X