Pues sí que queda fatal. No esperaba que fuese tan bestia el desnivel, la verdad. Qué horror.